Casa Convento La Almoraima, fin de semana.

20191109_163353.jpg

Barra colombia.png

Estoy en un mes de los llamados acá de temporada baja y es cuando más tiempo tenemos los trabajadores de descansar y pasear así que nada mejor que hacerlo y rescatar cada minuto posible junto a amigos y familia dentro de mis posibilidades y este pasado fin de semana tocó la cercana provincia de Cádiz, en ese paseo estuvimos visitando un antiguo convento en Castellar de la Frontera que hoy tras renovar su interior y adecuarlo al hospedaje se ha convertido en un bello hotel rural donde se respira paz y recogimiento.

20191109_163312.jpg

Barra colombia.png

Sus rincones te abrazan como en su día abrazarían a las monjitas, los rincones frescos de su patio con preciosas palmeras y la sombra necesaria para el sol del día apetece pasarlos junto a un café y dulce o un vino dulzón de la zona, precioso el toque que le da los limoneros y los naranjos que rodean el patio y cada esquina lleva a distintas estancias.

20191109_163613.jpg

Barra colombia.png

20191109_163627.jpg

Barra colombia.png

20191109_163405.jpg

Sus estancias están precedidas por sofás y mesitas para desayunar y en una de los accesos hay una antigua capilla que a decir verdad y con todo mi respeto parecía tenebrosa y muy sencilla, las habitaciones del estilo del hotel y cada escalera tiene un detalle con vidrieras de colores y alumbrado sencillo.

20191109_163640.jpg

Barra colombia.png

Pero la joya de la corona está en el exterior de la finca con una preciosa torre que se divisa desde bien lejos, la finca está rodeada de alcornoques y con una fauna en la que te puedes cruzar fácilmente con gamos, jabalíes y todo tipo de bellos mamíferos, silencio y paz donde compartir un bello fin de semana inolvidable.

20191109_163807.jpg

Besos, @chila

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *