Impactada por el Coliseo

IMG_7257.JPG

Barra colombia.png

Si alzas la mirada y llegas a imaginar su esplendor en una época donde el tamaño de este tipo de edificaciones era aún más monstruoso a lo que hoy día aparenta y no es precisamente un edificio que pase desapercibido ante los ojos.

IMG_7258.JPG

Barra colombia.png

Probablemente el infierno para unos que sabían ese sería su último día sobre la tierra, cristianos, esclavos huidos o simplemente enemigos de Roma. El paraíso para los que creían encontrar la gloria tras batirse a muerte por un cetro de campeón, en este caso gladiadores.O por último el limbo tras una batalla en la que su victoria sobre la arena del Coliseo no le reportaría más que riquezas al lanista que lo tiene como esclavo hasta que muera o ya no le sirva.

IMG_7300.JPG

Barra colombia.png

Hay muchas formas de ver al Imperio Romano, donde unos ven esplendor yo veo ego, donde unos ven poder yo veo crueldad, donde unos ven espectáculo yo veo miedo y todo es fácil de explicar porque era una época donde ser Cónsul o posteriormente Emperador no sólo se hacía por la gloria y esplendor del Imperio, sino por el propio beneficio y eso, el ego del César, al que además enloquecía su cargo hasta en algún caso creerse Dios de dioses. El poder significaba no respetar la vida del prójimo, ni del ciudadano romano de más baja alcurnia y por supuesto menos aún del no romano que era tratado como una propiedad o una mascota, cuanto más poder alcanzaba el Imperio más crueldad dejaban a su paso. El circo por último era el miedo representado en la Roma más débil políticamente hablando, todo su poder, esplendor y riqueza se tambaleaba en derrotas, enfermedades o hechos que intentaban ocultar tras unos juegos para honrar a los dioses y que devolviera a la ciudad la salud, el agua o los mejores años, en definitiva, sustituían el miedo por entretenimiento de sangre.

IMG_7282.JPG

Barra colombia.png

A veces la sangre no dejaba ver la realidad y en los juegos de Roma opacaba la realidad o simplemente transformaba momentos delicados en épicos triunfos de personas ya olvidadas por la historia, no así el motivo del por qué se celebraban esos espectáculos y quienes ordenaban su organización, de hecho su construcción, su año y el lugar sobre el que se erigía no fue casualidad, era parte de una política muy estudiada.

Barra colombia.png

El Coliseo deja abierta una puerta a mi imaginación que mezclada con realidad histórica degustaré poco a poco en otras tantas entregas de fotografías y cuentos para no dormir, pero por favor, no dejen que mi visión oculte mi admiración por tantos siglos de dolor y sonrisas del Imperio Romano.

 

Todas las fotografías son de mi propiedad 

 

 

Besos @chila

 

 

IMG_7305.JPG

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *