Una noche junto a la Fontana

Había una exigencia que me impusieron en casa que era visitar la noche y el día de las obras de arte que regala Roma porque sencillamente parecen absolutamente diferente, mientras el día muestra la realidad…